Home ESTUDIOS BíBLICOS GÉNESIS 13

Enterate

Reunión General

REUNIÓN GENERALDOMINGO A LAS 11:00 HRS. ...
Leer Articulo Completo

Reunión de Oración

REUNIÓN DE ORACIÓN: MIÉRCOLES 19:00 HRS.ORACIÓN PARA SANIDAD DEL ALMA Y DEL CUERPO: VIERNES DE 9:00 A 13:00 HRS ...
Leer Articulo Completo

ESTUDIO DE LA BIBLIA

EMPEZAREMOS EN JUNIO CON EL LIBRO DE ÉXODO El primero de mayo de 2011 hemos terminado de subir los estudios del Libro de Génesis, capítulo por capítul...
Leer Articulo Completo

GÉNESIS 13

Correo electrónico Imprimir PDF
Libro de Génesis

GÉNESIS 13. 

v. 1 a 13. Abram y Lot se separan 

Abram regresó de Egipto, junto con su sobrino Lot, y fue hacia el lugar donde llegó primero, al oriente de Betel, donde había edificado un altar y allí invocó el nombre del Señor; podemos ver que aunque este hombre tropezó y cayó, vuelve a Dios. 

 

En el v.2. se nos informa que él y su sobrino Lot eran muy ricos y que los pastos de esas tierras no eran suficientes para sus ganados que eran numerosos y los pastores de Abram y de Lot tenían contiendas (v. 7).

 

 

Abram entonces habló con Lot diciendo: no es bueno que tengamos contienda entre nosotros puesto que somos hermanos, escoge la tierra que quieras y yo escogeré la restante ¡Vaya forma generosa de negociar un conflicto! En este pasaje vemos algo que será muy frecuente en este hombre de Dios: Abram era un hombre muy generoso, él le pide a Lot que escoja lo que quiera, él está dispuesto a quedarse con lo que sobra; probablemente es por ello que Dios le dio tantas riquezas. En contraste con la actitud de Abram, Lot escogió la tierra al oriente en el valle del Jordán que a primera vista se veía como la mejor: sus pastos eran más verdes y las grandes ciudades erigidas en esos valles parecían ser muy atractivas. Toda razón que Lot tuvo para escoger esa tierra para vivir fue la avaricia. Lot se trasladó a ese valle y llegó hasta las puertas de Sodoma, ciudad entregada a prácticas pecaminosas detestables (v.13), que hasta nuestros días se conocen como “sodomía”. Tal decisión, fue a la postre, como lo veremos en el capítulo 19, la causa de que Lot perdiera todo lo que tenía. Lot tuvo oportunidad de arrepentirse, pero no lo hizo. El pecado no confesado le llevaría a la derrota.  

 

MEDITACIÓN: ¿Se fijó Usted que en el mismo versículo 7 donde se nos informa que “Hubo, contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot  también se nos informa que “Y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en aquella tierra”. Esta declaración al final del versículo no es casual ni fortuita, pues Dios nos está informando que el testimonio de Abram y de Lot, era visto por los hombres a su alrededor, para bien o para mal.  Los canaaneos al ver a los pastores de estos dos varones de Dios quizás habrían hablado diciendo: Míradlos, son hermanos, se dicen adoradores del Dios Altísimo, pero, que tal ¡Cómo se pelean entre ellos mismos!  Comentarios como éste no son extraños entre los inconversos ante un mal testimonio de quienes se dicen ser creyentes.  Hoy día en muchos lugares del mundo los diferentes grupos de cristianos no se llevan bien entre ellos, esto es que entre ellos hay contiendas y divisiones. A veces dentro de una misma congregación de creyentes hay pleitos internos, pero es seguro que los que no son creyentes afuera saben todo acerca de esos problemas y conflictos.  Es por ello que el Apóstol Pablo escribe a los creyentes de la iglesia de Corinto lo siguiente (1ª Co. 6:7): En realidad, ya es una falta grave el solo hecho de que haya pleitos entre vosotros. ¿No sería mejor soportar la injusticia? ¿No sería mejor dejar que os defrauden? Lo que está en juego en los casos de problemas entre los creyentes es el testimonio que dan ante el mundo que les rodea.  Cristo dio un mandato a todos los cristianos (Jn. 13:35): En esto conocerán todos que sois mis discípulos,  si tuviereis amor los unos con los otros.Esto es que los cristianos deben ser conocidos no por sus divisiones ni por sus pleitos, sino por el amor manifestado unos para con los otros. Es responsabilidad de cada cristiano guardar este testimonio de amor delante de los hombres.

 

v. 14 a 18. Dios se manifiesta a Abram después de separase de Lot 

Separándose de su sobrino Lot, Abram por fin ha obedecido a Dios al dejar a su parentela. Dios ampliará entonces sus promesas y lo hace de esta manera (Gn. 13: 14 a 16):  Dios dará a él y a su descendencia toda la tierra de Canaán en posesión perpetua y Dios promete que la descendencia de Abram sería como el polvo de la tierra en el sentido de que si alguien pudiera contar el polvo, igualmente podría contar la descendencia de Abram.  

En el v. 18 vemos a Abram nuevamente edificando un altar para ofrecer sacrificios a Dios. Abram es un varón que constantemente adora a su Señor. 

Written by: LRS Martes 16 de Noviembre de 2010 21:31 Última actualización el Lunes 27 de Diciembre de 2010 22:44
 

Congregaciones

Jul 02 2010

 Le invitamos a visitarnos, o bien, si no tiene d...

Alabanza

Jul 02 2010

Cantad al SEÑOR un cántico nuevo:   ...

Evangelismo

Jul 02 2010

El Señor antes de ser trasladado al cie...

Niños

Jul 02 2010

 CONGRESO FEMENIL "PLENITUD" 2011 cele...